CASA NG

1/2

CASA NG

Praderas Country - Yerba Buena. Tucumán

400.00 m2

En Ejecución

2020

La vivienda NG se emplaza en el Country Praderas Resort, en Yerba Buena Tucuman. En un lote de más de 1000 m2 casi plano, con leve pendiente hacia el fondo del terreno. La ubicación de esta porción de tierra tiene la particularidad de estar adyacente a la esquina, lindando el lateral al jardín posterior de tres casas, que además se encuentran elevadas por la cota natural del terreno. Dicho esto, se puede evidenciar una pérdida de intimidad, dado que estas casas abren la visual de su contrafrente a su jardín, por consiguiente, a lo largo de todo el lote. Se dispuso en tanto, ubicar de manera lineal, áreas de la casa que son más ciegas, generando una barrera visual para el resto de los espacios de la casa. Además, se trabajó el lateral como una gran pantalla de hormigón, con aventanamientos mínimos. Por el contrario, hacia el lateral opuesto, se ubican los espacios abiertos, al jardín, más vidriados. Por una cuestión de superficies permitidas máximas según reglamentaciones de arquitectura del country, se empleó el recurso de utilizar un subsuelo. La idea de concebir un espacio familiar multipropósito, se presenta ante el problema espacial de la luz y ventilación natural. Para ello se utilizó en provecho la escalera principal, como gran entrada de luz cenital en un extremo del espacio, permitiendo el ingreso de asoleamiento a la mañana, y por el otro extremo ingresa el sol a la tarde, por medio de una ventana lateral alta a nivel apenas por encima del nivel de terreno. Aprovechamos en este caso, para elevar la vivienda medio metro del nivel de la calle y asi, poder lograr la sintesis de doble función, una casa donde su planta baja esta por encima del nivel de la calle, y el subsuelo con ventilación cruzada e iluminación natural. Configurando asi espacios de mayor calidad y mejorando la relación funcional con su entorno. En la planta baja se optó por un espacio principal social de doble altura, por pedido del comitente integrado a la escalera y acceso, generando así un espacio continuo, entre frente y jardín con el desfonde visual. El quincho en L termina por configurar la “barrera” visual mencionada, y de esta manera un espacio familiar contenido. La planta alta, dos suites se abren hacia el frente norte, ubicación ideal para el asoleamiento. Sin embargo la master suite se ubica hacia las hermosas vistas sur, se abrió también hacia este y oeste para obtener luz natural de amanecer y atardecer. Los materiales como el hormigón y colores neutros, hablan de una arquitectura perdurable e intemporal, simple y sin estridencias.